ESCRITURAS SOBRE EL TIEMPO. Documento y memoria en el trabajo del CADA.(1)

Texto presentado en el “Coloquio sobre transferencias documentales y el origen del video en Chile” realizado del 2 al 5 de noviembre de 2006. Organizado por el Centro de Documentación de las Artes del Centro Cultural del Palacio la Moneda de Santiago de Chile. La mesa de trabajo se tituló: “Video arte, vacíos y documentos” y presentaron: Paz Aburto, Guillermo Cifuentes, Justo Pastor Mellado, Roberto Farriol y Paulina Varas.
—————————————————————————————————

Reconstruir la historia de la práctica del video en el contexto artístico chileno pasaría por diversos tópicos que abordar luego de una revisión de los documentos y las diversas escrituras que se han realizado sobre esta práctica en Chile. La conformación de un archivo sobre la visualidad, justamente lo que está ocurriendo en este lugar, incorpora nuevos desafíos cuando la misma pulsión necesaria del des-archivo(2), de la no acumulación y la des-memoria da vueltas por los estantes y las cajas que esperan por ser clasificadas. Junto a esto las inevitables preguntas ¿cuáles son los límites de una colección? ¿Hasta cuando se construye un archivo? Es entonces que la pregunta sobre el dónde, el lugar en el cual se va a situar físicamente el archivo deja el paso a los cuestionamientos sobre el cuándo y cuanto.
Nos damos cuenta que el archivo en el sentido de “conservar para rememorar” se puede diluir en la misma práctica, si es que el acto de archivar no se detiene a repensar en la variable de “las historias”, es decir, la vuelta de la cabeza sobre sí misma y la revisión de los documentos que la han construido, es así como podemos comenzar la revisión y reescritura de los relatos planteados en una especificidad temporal determinada.
Junto a la producción de video y su utilización en el campo de las artes visuales se presentan una serie de otras variables a considerar para su estudio y análisis, en este caso, la escritura sobre esas obras, sus contextos y presentaciones. Sobre ello ya ha avanzado el centro de documentación en la pesquisa de algunos de estos documentos fundamentales de considerar en la investigación. La cuestión ahora es plantear una revisión sobre esas escrituras, establecer tipologías para el estudio de la práctica del video desde las artes visuales, la necesaria reactivación de esas escrituras para llegar a determinar un cuerpo de archivo.

La imagen videográfica como documento o registro político de las especificidades sociales y culturales de Latinoamérica, tuvo un momento de desarrollo particular entre los años 70s y 80s. Construye una historia hilada en base a una serie de otras historias más específicas de los conflictos sociales. Desde allí es que muchos artistas utilizaron el cuerpo individual para referirse no sólo a las cuestiones relacionadas con el género, la represión y censura imperantes en algunos países debido a sus condiciones políticas, si no que también para redefinir las relaciones del cuerpo social con los poderes.
El documento, desmarcado de su especificidad temporal, de la cercanía en términos de registro veraz, ha sido un elemento apropiado desde algunos discursos hegemónicos para controlar el sentido de las diversas prácticas. La interpretación que la construcción de las mismas historias oficiales- del arte por ejemplo- han realizado, pueden haber contribuido a que muchos de estos trabajos sean recepcionados como ilustrativos de algunos intentos de una “atrasada o lenta Vanguardia” por registrar las prácticas que se desarrollaban muchas veces en forma experimental en algunos de los centros.
Considerar la práctica del video en el “Campo artístico” sólo como registro documental, deja de lado una serie de cuestiones que se planteaban desde antes a partir de las practicas de arte conceptual en el contexto latinoamericano en que el soporte a intervenir no sólo era técnico-estético si no que altamente simbólico en relación a la posibilidad de subversión de los medios por sobre la represión o censura instalada por la Dictadura Militar Chilena. Detenerse a pensar sólo en los aspectos tecnológicos en estos momentos dejaría de lado otras cuestiones que se relacionan con las particularidades de las practicas artísticas contemporáneas, es así como señala DUPLUS “Concebido desde el punto de vista del sistema del arte, el fenómeno de las nuevas tecnologías constituye un falso problema. Esto sale a la luz si en vez de preguntarnos por nuevas formas de arte, nos preguntamos por las condiciones de creatividad en un contexto general de vida tecnologizada”(3) esto en el sentido de cómo las tecnologías afectan no sólo el sistema de arte si no que todas las producciones de bienes y mercancías, y es desde allí que la utilización de tecnologías en las coyunturas específicas adquieren diversos sentidos y distintas historias.
Las prácticas del video, como señaló Nelly Richard en su texto editado en el 6º Festival Franco Chileno de Video Arte, se dividen en dos grandes tendencias a comienzos de los años 60s, una de ellas basada en el trabajo de Nam June Paik y la imagen como técnica de investigación de los materiales electrónicos y la segunda en los trabajos de Wolf Vostell en tanto su reformulación crítica del dispositivo de la televisión. El objeto de observación de Richard es la práctica del video en el contexto chileno, sin embargo, analiza estas cuestiones aplicables a la mayoría de los países latinoamericanos y señala: “La primera de estas dos tendencias ha sido muy escasamente difundida. Circunstancia que responde –quizás- a una doble razón: la primera, relacionada con las dificultades de acceso (económico y técnico profesional) a las estructuras de producción requeridas por el manejo de un lenguaje ultraperfeccionado”(4). Además afirma como segunda razón que las mismas obras reformularían cuestiones relacionadas con las determinaciones sociales, económicas, políticas, en la medida que las enmarcan en su contexto histórico-cultural y en el de sus referencias sociales.

DEL VIDEO Y SUS FUNCIONES.
Lo siguiente no es un relato + (más) del CADA, no se trata de omisiones, tergiversaciones o apropiaciones indebidas como se ha señalado en variadas ocasiones en otros textos(5). La pregunta que se instala es el porque hablar del CADA y sus relaciones con el video arte, si es un poco lógico volver a ver las producciones de este colectivo y confirmar que la utilización del dispositivo videográfico era una consecuencia de los lenguajes que se utilizaban en el contexto internacional de la época. Este análisis tiene que ver con dos textos elaborados por el colectivo en el marco de dos bienales de arte del Instituto chileno francés de cultura. Estos corresponden a una hoja mecanografiada, que posteriormente fueron fotocopiadas y repartidas en la Bienal de Video de 1980 y 1981, ambos tienen como título “La función del video”.
El primero de ellos firmado “Colectivo Acciones de Arte (C.A.D.A.) Chile” fue repartido en la Bienal de Video de 1980 realizado en el Instituto Chileno Francés de Cultura de Santiago. En este texto el colectivo afirma como el video es portador de dos funciones específicas: como registro, memoria o documental y en términos tecnológicos el medio les permitía utilizar y reutilizar estos materiales visuales de forma que se cruzaban cuestiones que les posibilitaba referirse a las condiciones de apropiación tecnológica en el contexto latinoamericano.
El segundo texto llamado también “La función del video” igualmente fotocopiado y repartido en la Bienal de Video pero de 1981 esta vez firmado “Diamela Eltit, Lotty Rosenfeld C.A.D.A./Chile” puntualiza que el colectivo utiliza el medio desde 1979 como herramienta de registro, de memoria. Pero el giro que agregan a su discurso anterior tiene que ver con la reflexión en torno al video como un elemento reutilizable y las relaciones que se pueden establecer entre las economías de representación y los contextos de trabajo.
En este sentido volver sobre los archivos, los documentos y las nuevas reactivaciones de estas memorias, tiene que ver en tanto descripción biopolítica del documento de arte, como ha mencionado Boris Groys(6), entonces no se trata solamente de que las obras en video sean noticias de otras en el sentido de “dar la noticia” si no que se entiendan como posibilidades para que las mismas prácticas de arte existan.

ESCRITURAS E INSTITUCIONES.
En 1982(7) el CADA realizó una puesta en escena en una fábrica de neones artesanal llamada “a la hora señalada”(8). Este trabajo del CADA se desmarca de otros con un claro carácter documental, en este caso se utiliza como material adjunto la situación política, la constante tensión entre los conflictos sociales instalados por la Dictadura militar y las tensiones en términos de la representación de esas políticas. Esta intervención que fue registrada en video ha sido recuperada particularmente en dos ocasiones(9) . El mismo contiene una cuestión a considerar en términos de la utilización de una cita cinematográfica en relación a las aceleraciones que el medio video les permitía y considerar el espacio reflexivo del arte como la posibilidad de elaborar un discurso que se resiste a la desmemoria a partir de la noción del “duelo” como conflicto y memoria que permite des-archivar en la actualidad cuestiones relacionadas con los soportes y las aceleraciones tecnológicas, la construcción de la historia, y el documento de arte como monumento.
Durante 1998 Robert Neuestadt realizó una investigación en Chile financiado por una beca Rockefeller sobre el Colectivo Acciones de Arte. En dicho libro registra una serie de acciones, performances, instalaciones, insertos y actividades del colectivo, además presenta una serie de entrevistas a los integrantes del CADA y a personas que estuvieron en los márgenes de esta “institución”. El aporte que presenta este libro, tiene que ver con la presentación de documentos y los registros fotográficos, además de las entrevistas donde se pueden relativizar cuestiones a partir del relato oral de sus integrantes, siempre sujeto a revisiones y relecturas posteriores. Lo que quiero señalar es que la misma mención de algunas obras del CADA no se corresponden entre el libro de Neustadt y “Margenes e Institución” de Nelly Richard. Este ejemplo junto a otros más que surgen de la contemplación de los documentos, esa revisitación que nos permite establecer los vínculos entre la escritura, la historia y el transitar en un archivo. Sobre esto mismo es que mencionaré y rescataré lo señalado en una entrevista de Neustadt al integrante del CADA, Raúl Zurita, en la que éste se refiere al envío chileno a la 12ª bienal de París en 1982 y las relaciones del momento entre los artistas y gestores vinculados: “Hubo una vez una discusión a gritos, con furia. El Chile anti dictadura había sido invitado a participar en una Bienal en París. Nosotros propusimos que no fuera nadie individualmente sino que enviáramos cientos de telegramas, de cables, etc. donde estaba impresa una frase que recuerdo absolutamente impresionante pero que he olvidado” Es sobre esta misma desmemoria y olvido en que se instala la necesidad de un urgente des-archivo sobre las prácticas, las escrituras y las instituciones vinculadas al arte en Chile, sobre la que una serie de investigadores estamos trabajando y documentando para volver a mirar y reformular estas cuestiones en el presente.

NOTAS
(1)Escrituras sobre el tiempo, nace a partir de la reflexión sobre el trabajo colectivo en torno a uno de los proyectos del CIDACh de la Universidad de Playa Ancha con el ICAA/MFAH, donde se ha comenzado a repensar sobre las condiciones de transferencia, escritura, historia y memoria en el trabajo de arte chileno y latinoamericano.
(2)Un caso importante de señalar en el contexto latinoamericano contemporáneo de un trabajo de arte vinculado con la noción del des-archivo es el del artista colombiano José Alejandro Restrepo y en específico su videoinstalación “El paso del Quindío” que consiste en la utilización activa del relato histórico como una manera de tomar distancia crítica con el presente, según palabras del crítico y curador José Roca “El uso de la historia en Restrepo, como en muchos de los artistas de lo que se ha dado por llamar “las Américas”, se realiza con beneficio de inventario. A través del uso crítico del relato histórico, éste es redefinido a la luz de la situación actual, en un trabajo de des- archivística -lo inverso de una catalogación que relega el hecho histórico al espacio ya transitado y superado del archivo- estableciendo genealogías para el estado de las cosas y señalando sus causas. A Restrepo le interesa explicitar desde donde se mira para realizar estos relatos (“quien hace la historia, quien la escribe, como se escribe, como se representa”) y señalar lo transhistórico, rescatando imágenes de la historia para constatar su supervivencia en la sociedad contemporánea” en Columna de Arena Nº 69 http://universes-in-universe.de/columna/col69/index.htm
(3)Estas reflexiones se encuentran en: Santiago García Navarro [et. al.] (comp.) El pez, la bicicleta y la máquina de escribir: un libro sobre el encuentro de espacios y grupos de arte independientes de América Latina y el Caribe Buenos Aires: Fundación PROA, 2005.
(4)RICHARD, Nelly Contra el pensamiento-teorema: Una defensa del video arte en Chile en: “Catálogo del 6º Festival Franco-Chileno de Video Arte”, Santiago, 1986. p. 17.
(5)Como ejemplo me refiero a la recuperación de la producción del CADA en: Neustadt, Robert CADA DIA: la creación de un arte social, Santiago, editorial Cuarto propio, 2001.
(6)Groys, Boris “Arte en la era biopolítica. De la obra de arte a la documentación del arte” en: Documenta 11. Plataforma 5 vol. II, Ostfildern-Ruit, Hatje Cantz Publishers, 2002.
(7)La datación de este trabajo fue consultada a Lotty Rosenfeld ya que en tres soportes aparecen tres años distintos: 1981,1982,1983.
(8)Como sabemos este título hace referencia a la famosa película western de 1952 del director Fred Zinnemann.
(9)Me refiero a dos instancias, la primera es una fotografía presente en: Neustadt, Robert “CADA DIA: la creación de un arte social” Editorial Cuarto Propio, Santiago, 2001, p. 142 y la segunda de ellas es en la “antología digital 1979-2003” editada por Lotty Rosenfeld en 2003.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s